logotipo ciencia arcana.com





Velón de la DIOSA FORTUNA (abundancia y dinero)
Precio:15Euros

Polvos DOMINA TODO (dominar)
Precio:8Euros

Velón de SAN JUDAS (casos imposibles)
Precio:14Euros

Veladora de SAINT GERMAIN (transmutación)
Precio:18Euros

RITUALES

 

 

 Hola amigos,

Bienvenidos a esta sección de RITUALES. En ella encontrareis, clasificados por temas, rituales para solucionar algunos de los numerosos problemas y preocupaciones que a todos nos ocurren a lo largo de nuestra vida. Vamos pues a utilizar magia blanca.

Si nos preguntásemos que significa la magia, una manera de definirla simplemente seria: la magia es el arte de servirse para algún objetivo determinado de las relaciones que existen entre el mundo visible y el invisible, el arte de dominar las fuerzas de la naturaleza, de ayudar, de ampliar o desviar el flujo preestablecido de los acontecimientos según el propio deseo.

Os podríais preguntar ¿es licito recurrir a la magia? ¿Podría haber consecuencias negativas? Vamos por partes entonces. Por supuesto que es lícito y aceptable el recurrir a la magia. Pero únicamente a la magia blanca, es decir, ayudarse a uno mismo pero sin perjudicar a nadie. Tenemos todo el derecho del mundo a conseguir un trabajo mejor – por ejemplo – y a luchar y esforzarnos por ello. Y a pedirlo una y otra vez hasta que lo obtengamos. Eso es magia  blanca. La unión de energías y nuestra propia fuerza de voluntad y perseverancia, proyectadas al universo a través de rituales – velas, inciensos, aceites, oraciones, etc. Lo que no sería moralmente aceptable es si en lugar de pedir ‘quiero mejorar en mi trabajo’ se pidiera ‘que fulanito se vaya para yo ocupar su lugar’. Eso sería ya manipulación, y de ahí a magia negra – negativa – solo hay un paso. Jamás podemos perjudicar a alguien para conseguir nuestros fines. Jamás.

De la misma manera que cuando estamos enfermos, vamos al médico, tomamos medicamentos, o vamos al especialista, y en fin, nos movemos para solucionar un problema, pues de la misma manera recurrimos a la magia y a sus ‘medicamentos’ para solucionar otros problemas que no son físicos.

 El recurrir a la magia es también recomendable como prevención. Me explico: Incluso, en el caso de no tener un problema grave, ¿Qué mal hay en intentar mejorar una situación que no es mala, de acuerdo, pero que puede ser mejor? Sinceramente os diré que muchas veces comparo el mundo esotérico con las cremas. Quizás, al principio, no se advierten mucho los resultados, lo mismo que una crema difícilmente nos quitara esas arruguitas que tanto nos molestan, pero al cabo de unos meses… como vemos mejoría en la piel y que contentas estamos de no haber esperado hasta que la situación fuera dramática. Una vez más, se puede aplicar el dicho de ‘más vale prevenir que curar’.

Personalmente soy una ‘adicta’ a los baños – de descarga y de atracción – pues he podido constatar que son sumamente eficaces, sobre todo para prevenir, y así como todos limpiamos nuestro cuerpo físico, pocos recuerdan que también hay que limpiar el cuerpo astral: las energías también se ‘ensucian’, se ‘cargan’ tanto por nuestras propias vibraciones como por las ajenas

Un cuerpo astral limpio, es el camino abierto para evitar bloqueos y que lo que este pautado para nosotros, ocurra a la mayor brevedad.

 

En la medida de lo posible, intentar utilizar siempre productos de buena calidad. La magia debe de realizarse con productos lo más cercanos posibles a la naturaleza. Por lo tanto, evitar utilizar productos que contengan algún ingrediente proveniente de animales. Es muy desaconsejable.

Recordar también que cuando se hace una petición al universo, es porque lo deseamos ardientemente. No se puede jugar a ‘probar’. La magia no es un juego. En magia se trabaja con energías, con deseos, con nuestra fuerza de voluntad y sobre todo perseverancia. Imagina por ejemplo que tú quieres que tu pareja vuelva contigo, es tu  mayor deseo, tu necesidad… y para ello pones una vela de mercadillo… ¿Qué crees que ocurrirá? ¿Qué mensaje estas enviando al cosmos?, ¿Valoras tu pareja en ese precio? Por supuesto, no estoy aquí hablando de dinero en sí, cada uno sabe lo que puede y no puede; sino más bien lo que os quiero indicar es que hay que demostrar de alguna manera que lo que pedimos es altamente importante para nosotros, cada uno según sus posibilidades personales. Recordar siempre que más vale poco, pero de buena calidad, que mucho, pero malo.

No me cansaré nunca de aconsejaros, por lo tanto, de utilizar siempre productos de buena calidad. Nunca olvidéis, antes y después de un ritual, de daros baños de descarga a fin de que ninguna energía residual pueda alcanzaros. Pensad también en los inciensos y sahumerios, indispensables en magia. Y recordar que todo buen trabajo, todo ritual, debe estar compuesto de los 4 elementos: fuego, tierra, agua, aire.

Encender una vela para un ritual no es solamente el gesto de encenderla y ya está. Es todo un proceso físico y mental. Por ello, hay que estar en una buena disposición mental, calmados, y concentrados; sin prisa alguna. El cuerpo físicamente limpio, el pelo suelto y si posible, descalzos, vestidos de ropa cómoda, clara y si posible no sintética. El éxito de un buen ritual es la concentración y la visualización. Hay que ‘ver’ literalmente que lo que vamos a pedir ya se ha concedido, se ha realizado. Hay que pedir y proyectar en presente. Y por supuesto, velas e inciensos deben de ser encendidos única y exclusivamente con cerillas de madera.

 

Las cosas o se hacen bien o mejor no hacerlas.

 

Y sobre todo, sobre todo, tener muy en cuenta las FASES LUNARES: siempre, siempre, la luna creciente – la que va de la luna nueva a la llena – para todo aquello que queráis ver aumentar en vuestra vida: amor, salud, prosperidad… La luna menguante – que va de la luna llena a la luna nueva – para todo aquello que queráis alejar de vuestra vida: envidias, mal de ojo, negatividad, mala suerte…

Mucho cuidado también, si queréis diseñar vuestros propios rituales, o bien modificar los que os doy aquí, con elegir bien el color de las velas.

Blanco: sirve para limpiar y purificar. Es sobre todo espiritual. También es una vela ‘comodín’ ya que cuando nos falte un color  o no estemos seguros de cuál es el apropiado, esta es el color a elegir sin duda alguna.

Amarillo: para rituales de dinero y prosperidad económicos. Y en general donde haya que dar un toque solar.

Naranja: color de dinamismo, de empuje. A utilizar en todo aquello que se quiera estimular, proyectar, desbloquear. También es bueno para los negocios y los estudios.

Rojo: para el amor. La pasión.  La sexualidad. También para todo aquello que requiera un gran empuje inicial, así como en rituales para el valor y la autoestima.

Azul: para la meditación y concentración. También favorece la claridad mental, con lo cual es bueno para los estudios. Es también el color a utilizar para contactar con el mundo espiritual

Violeta: para la transmutación de todo lo negativo. Ideal para aquellos que deseen meditar sobre su propia evolución.

Verde: ayuda a emprender nuevos trabajos y proyectos. Para muchos autores este es el color a elegir en asuntos de amor, no pasional, pero si para concretizar la pareja.

Rosa: amistad. Buenas relaciones tanto familiares como de trabajo.

Plata: por su color, puede incluirse en rituales de prosperidad. Algunos autores también la utilizan como protección contra el mal de ojo y contra las habladurías.

Oro: por su color, también se utiliza en rituales de prosperidad, favorece también la buena salud, y ayuda al éxito de nuestros proyectos.

Por si os pudiera ser de utilidad,  aquí  os indico los colores asociados a los signos zodiacales, aunque tener en cuenta que en este tema, hay diversidad de opiniones, y aquí, nunca mejor dicho ‘cada maestrillo tiene su librillo’

Aries: rojo

Tauro: verde

Géminis: lila

Cáncer: blanco

Leo: amarillo

Virgo: morado

Libra: rosa

Escorpio: naranja

Sagitario: azul

Capricornio: negro

Acuario: marrón

Piscis: celeste

 

Y para aquellas personas que sientan la necesidad de profundizar sus conocimientos en este mundo mágico y fascinante, os remito a la sección de los cursos donde encontrareis todo lo necesario para aquellos que así lo deseen.

 

Y una última recomendación: la magia existe. La magia funciona. No se puede jugar ‘a ver si…’ meditad muy bien vuestro deseo y sus posibles implicaciones y no olvidar jamás aquello de: TEN CUIDADO CON LO QUE PIDES, NO SEA QUE SE TE CONCEDA.

 

Rosa

 

practicas_magicas.jpg